La mala atención al cliente pone en riesgo la lealtad de marca de los consumidores online

Fuente: Marketing Directo